La carrera por la Gubernatura de Sonora para el 2021, ya está en marcha.

Primero fue Ernesto Gándara Camou, quien en una reunión con periodistas hermosillenses (Grupo Corsas) dijo que seguirá de frente, y que por tercera ocasión intentará ser el candidato del PRI al máximo puesto público en la entidad.

Sorprendió al revelar que en caso de no ser el abanderado tricolor, buscaría incorporarse a otro partido político o irse por la vía independiente.

Posteriormente y en una reunión por separado que tuvo Ricardo Bours Castelo con el grupo de periodistas de la Mesa Cancún, confirmó lo que ya desde Ciudad Obregón se había venido manejando en medios de comunicación y en redes sociales:

Que ahora sí buscará la candidatura del PRI a la Gubernatura para el 2021.

Sentado al lado del empresario Carlos Rodríguez Pérez (presidente del grupo de “opinólogos”), el líder del grupo político conocido como el “Yaqui Power” recordó que ya en dos ocasiones le habían ofrecido ser el candidato priista a la Gubernatura Sonorense.

Ambas propuestas las rechazó debido a que sentía que aún no estaba preparado para tal responsabilidad, aunque de esos no siente ningún arrepentimiento.

Aparte que en uno de esos ofrecimientos (en el 2003, por parte del ex gobernador Armando López Nogales y con el apoyo de Roberto Madrazo, presidente nacional del PRI en ese entonces), sentía que la oportunidad era más justa para su hermano Eduardo.

Esto debido a que EBC estaba mejor preparado por haber hecho un buen trabajo en algunas responsabilidades que había tenido, dijo. Primero en los grupos empresariales que presidió y luego como Senador de la República por Sonora.

Pero curiosamente -y abordando completamente el tema-, este humilde juglar de la política y el deporte comparte junto con otros sonorenses, que las aspiraciones que tienen Ernesto Gándara y Ricardo Bours pudieran ser truncadas por el mismo obstáculo:

Manlio Fabio Beltrones.

Debemos de recordar, sin embargo, que en la primera ocasión que Gándara Camou intentó ser el candidato del PRI a la Gubernatura del Estado en el 2009, el entonces gobernador Eduardo Bours Castelo se lo impidió porque postuló a su aliado Alfonso Elías Serrano, quien perdió frente a Guillermo Padrés y también gracias al hartazgo de la gente por tanta soberbia emitida desde el Palacio de Gobierno.

Para la segunda ocasión en que el “Borrego” intentó la misma candidatura, trascendió que Beltrones Rivera intervino para limitarle sus posibilidades y obligarlo a que concluyera su período como Senador de la República.

Ahora, Ricardo Bours, en su calidad de aspirante a la Gubernatura de Sonora, está consciente y hace ver que no cuenta con el apoyo del originario de Villa Juárez, reconociendo textualmente que con todo y su poder “Beltrones es eterno”.

“Yo veo muy difícil que el PRI me dé una oportunidad”, admitió el cajemense de 56 años de edad, “a menos que sea una proceso abierto como en el 2002, ya que en aquel tiempo fue un proceso transparente y reñido”.

En ese año, recordará usted, Eduardo Bours era el senador de la República que buscaba ser el candidato a la Gubernatura, enfrentándose -en una elección abierta- a la estructura estatal instruida por el ex gobernador Armando López Nogales, quien trataba de imponer como su sucesor a Alfonso Molina Ruibal que era el Secretario de Programación y Presupuesto y que sucumbió ante una gran votación de la militancia priista, principalmente.

“En caso de que para el 2021 se hiciera una elección abierta, otra vez”, reiteró el ex Alcalde de Cajeme, “me gustaría que fuera totalmente diferente a la del 2009, ya que ese proceso fue una simulación para imponer al candidato que quería el gobernador Bours, o sea, mi hermano Eduardo”.

A raíz de este último comentario -con el cual criticaba las acciones de su hermano- y viendo la extrañeza de los reporteros que lo escuchamos, Ricardo Bours aclaró:

“No es la primera vez que digo que no estuve de acuerdo en varias decisiones que tomó mi hermano Eduardo en su papel de Gobernador”, añadió, “porque nosotros siempre nos decimos las cosas como son y en este caso yo nunca estuve de acuerdo en esa decisión de querer un candidato y un sucesor impuesto por él”.

Informó que a raíz de su pronunciamiento como aspirante a la Gubernatura de Sonora para el 2021, ha estado haciendo giras por varios municipios y teniendo reuniones con diferentes sectores y gente de muchas ideologías y partidos políticos.

Aclaró que en caso de no ser el abanderado del PRI a su máxima aspiración política, sí estaría dispuesto a cambiarse de partido; pero nunca a Morena ni tampoco al PAN.

“Esto que digo yo es muy diferente a lo que dijo Ernesto Gándara aquí en Hermosillo con un grupo de periodistas similar a ustedes”, recordó, “porque él como Secretario Técnico del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI dijo que en caso de no ser el candidato del PRI a la Gubernatura del Estado, se iría a otro partido o de manera independiente… y eso no fue bien visto entre los priistas…es falta de ética partidista”.

(paréntesis para informarles que después de esas declaraciones de Gándara Camou, el CEN del PRI lo cambió de Secretario Técnico a Encargado de Asuntos Internacionales, lo cual para algunos analistas políticos significa un retroceso)

Aun así, y en la víspera de las definiciones electorales que serán en aproximadamente dos años, Ricardo Bours confía en que Ernesto Gándara decline a su favor, “porque yo ya lo he apoyado hasta en dos ocasiones. Primero en el 2009 para la Gubernatura (donde yo no estuve de acuerdo con mi hermano Eduardo, repito) y en el 2012 para ser Senador; ahora le toca a él echarme la mano y que toda esa gente que lo apoyó en las otras ocasiones (incluyendo la del 2015) ahora me echen la mano a mí”.

Luego de recordar que muchos de los votantes en las elecciones ni siquiera pertenecen a partidos políticos, aclaró que lo más importante es que durante las campañas se hagan propuestas de contenido, importantes y que realmente sean a favor de la ciudadanía.

“Yo estoy seguro que habrá tiempo para que el PRI se recupere después de la derrota de las pasadas elecciones y que podamos conservar la Gubernatura”, expresó al tiempo de afirmar la necesidad de hacer un buen trabajo en la función pública.

Sobre todo porque en este trienio, precisó, el Ejecutivo Estatal cuenta con el contrapeso de un Congreso en contra (la 62 Legislatura), ya que durante la campaña no se hizo la estrategia adecuada para ganar las curules que quedaron en manos de la izquierda, principalmente del partido Morena.

“Espero que el PRI cambie; no podemos echarle siempre la culpa al tsunami de Andrés Manuel López Obrador, porque también es culpa de nosotros como PRI”, aceptó.

Criticó al Comité Municipal del PRI de Ciudad Obregón, el cual está funcionando sin energía eléctrica y no hay trabajo de tierra ni tampoco de parte de sus directivos en ninguna de las áreas que conforman su estructura.

“Bien me dijo Andrés Rico en el funeral de Don Abel Murrieta (papá de Abel Murrieta Gutiérrez)... aquí en el funeral hay más ánimo que en el Comité Municipal del PRI de Ciudad Obregón”.

Respecto al trabajo que se ha hecho al frente del Gobierno del Estado, dijo que le preocupa la situación política que se está viviendo actualmente, “porque se tiene que hacer un ajuste para el entorno complicado que hay ahorita. Porque a la gente le duele más el presente, que el futuro”, subrayó.

“Soy un comunicador porque lo que digo es libremente”, aclaró, “y siempre trato de ser constructivo con mis comentarios y críticas. Aparte que soy regionalista en exceso y ese es uno de mis grandes defectos”.

“Ya no es suficiente que digan que somos el Estado más seguro del país”, advirtió el empresario cajemense, “porque la percepción es muy diferente a la realidad... la inseguridad es una realidad en Hermosillo, Ciudad Obregón y en otros municipios del Estado”.

Seguimos en la semana.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *