Ganar el Óscar a la mejor película este año por "The Shape of Water"fue "casi una experiencia extracorporal" para el cineasta mexicano Guillermo del Toro, quien en una entrevista con Efe reconoce que ese premio "cambia cosas", si bien admite desconocer aún cuáles son esas transformaciones concretas.

Invitado de honor en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Bruselas, que se celebra del 3 al 15 de abril, el realizador asegura, que el Óscar a la mejor dirección y el premio del Sindicato de Directores (DGA, por sus siglas en inglés) significaron que "la sociedad secreta de alquimistas que es la dirección entendió lo que estaba haciendo" en sus cintas.

Aun así, afirma que en su "día a día" ha permanecido "al margen del negocio" cinematográfico desde la gala de los galardones más codiciados del séptimo arte, con la excepción del acuerdo cerrado con la distribuidora de su aplaudido último trabajo, Fox Searchlight, que financiará y distribuirá sus filmes de acción real.

"He ido a festivales o a mi ciudad natal y dado clases a estudiantes. Estoy intentando no empezar a implicarme en muchos acuerdos o planes", comenta.

EFE

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *