Tras firmar como agente libre novato con los Rams de Los Ángeles, el mariscal de campo Luis Pérez afirmó estar viviendo un sueño hecho realidad al unirse a esta franquicia de la NFL y competir por un puesto como el suplente de Jared Goff.

“Los sueños se hacen realidad, eso es todo lo que puedo decir. Ser capaz de venir aquí, competir con todos estos muchachos y demostrarles de qué estoy hecho; realmente es un sueño hecho realidad tener esta oportunidad. Me encanta”, afirmó el que fuera el mejor jugador de 2017 en la División II de la NCAA con los Texas A&M-Commerce Lions.

El nacido en San Diego e hijo del ex futbolista Juan Luis Pérez Zermeño, nunca jugó futbol americano a nivel preparatoria, pero eso no le impidió destacar en la División II de la NCAA y mucho menos tener la ilusión de quedarse en el equipo para el inicio de la próxima temporada.

“Trato de no pensar mucho en el pasado ni preocuparme por no haber jugado varsity. Sigue siendo futbol, llevo cuatro años jugándolo y, aunque sé que no es mucho, me encanta. Estoy agradecido por estar aquí”, apuntó.

Por otro lado, el entrenador en jefe de los Rams, Sean McVay, se quedó con una buena primera impresión tras conocer al mexicano.

“No lo había saludado desde que lo firmamos. Con su forma de saludar lo dice todo. Se acerca a ti y te ve a los ojos. Eso habla mucho de una persona. Te das cuenta de su personalidad y el mando que maneja”, dijo McVay, entrenador del año en la última temporada.

McVay afirmó que Pérez se ganó su lugar en la pretemporada por sus aptitudes como quarterback. Ahora, dependerá de su rendimiento estos meses para ver si se gana su puesto para la campaña.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *