México.- El miembro del Partido Demócrata Ammar Campa-Najjar se ha convertido en uno de los personajes más relevantes en los comicios intermedios de Estados Unidos, al salir del anonimato en unas pocas semanas para convertirse en serio contendiente a un escaño en la Cámara de Representantes, en contra de todos los pronósticos.

Con 29 años de edad, Campa-Najjar busca llegar a la cámara baja de su país representando a uno de los distritos más conservadores del estado de California, correspondiente al área de San Diego, algo que parecía casi imposible al inicio del proceso pero que se ve un poco más cerca debido a que su contrincante, el republicano Duncan Hunter, ha sido acusado junto con su esposa de usar 250 mil dólares de recursos de campaña para sus propios fines.

Otro factor que juega en contra del joven demócrata es su origen, con una madre méxico-estadounidense que lo crió sin la ayuda de nadie, y un padre palestino quien, para complicarlo todo, es además el hijo de un terrorista.

Pero Campa-Najjar aborda el tema sin ningún temor y acepta que su abuelo participó en la masacre de los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972, cuando terroristas irrumpieron en la villa de atletas y asesinaron a un policía y a 11 deportistas israelíes, en lo que se conoce como la masacre del septiembre negro.

"La gente trata de etiquetarme todo tipo de cosas", afirma sereno en un mitin, para luego agregar que “necesitamos bajar el tono”. En todo caso, resalta, su abuelo murió en el ataque, dieciséis años antes de que él naciera.

Con el escándalo del republicano, y en una elección del mayor interés nacional, simpatizantes demócratas han donado dinero a su candidato para impulsarlo en medios y en redes, con la esperanza de voltear la balanza y tomar el control de la cámara, una de las claves para derrotar a Donald Trump en 2020.

Un apoyo adicional ha llegado de un frente poco usual:  la compañía de helados Ben and Jerry’s, fundada por un par de hippies en los años 70 y con una marcada tendencia política de izquierda, lanzó su nuevo sabor ‘Ammar-etto American Dream’ (juego de palabras entre Ammar, amaretto y el sueño americano) con el fin de posicionar al joven.

Aunque en este momento aún se estima que Hunter ganará la contienda pese a sus problemas legales, la brecha entre los dos candidatos se ha reducido a medida que se acerca la elección y los ojos del país seguirán con atención la contienda del próximo 6 de noviembre, en la que un David demócrata busca alzarse con la victoria ante el Goliat del establishment estadounidense.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *